AMAII

La Asociación Mexicana de Asesores Independientes de Inversiones A. C. se constituye en julio de 1993 con la intención de agrupar y estandarizar las actividades de las diferentes firmas de Asesores Independientes de Inversiones. En el mes de febrero del 2003 las autoridades nos dan el reconocimiento como un Organismo Autorregulatorio del mercado de valores (Art. 228 LMV). Habían transcurrido casi diez años de funcionamiento y  contábamos con más de 18 firmas independientes registradas como Asociados.

Nuestro objetivo es fomentar la sana práctica en la operación del mercado de valores, manteniendo una estrecha supervisión de los asociados. Contribuimos, de forma concreta, a crear un desarrollo eficiente de las actividades bursátiles del país.

La independencia del Asesor de Inversiones se traduce en beneficios tangibles para nuestros clientes. Cada uno de los miembros de las firmas asociadas cuenta con una amplia trayectoria profesional y con muchos años de experiencia real y satisfactoria dentro del sistema financiero.

El alto grado de confianza que los clientes han depositado en la figura del Asesor Independiente de Inversiones queda de manifiesto al observar el vertiginoso crecimiento al superar los $45,000 millones de pesos de activos bajo administración en México, al cierre de diciembre del 2006. Estos activos se encuentran a nombre de los clientes en más de 2,600 contratos, celebrados con diferentes Instituciones del Sistema Financiero (personas físicas, corporativos privados, tesorerías, gobiernos, entidades paraestatales, fondos de pensiones, IAP’s, etc.). Como gremio, estamos también orgullosos de dar trabajo a más de 240 empleados y funcionarios.

Somos un organismo que se rige por los más elevados estándares de calidad y transparencia, gracias a que la ética y los valores morales determinan todas nuestras actividades.

En la AMAII promovemos la integración y realizamos la supervisión de los Asociados para garantizar que ofrezcan servicios de excelencia al público inversionista. Hemos establecido rigurosos estándares y requisitos de ingreso, permanencia, exclusión y separación de sus miembros. Sólo integramos a aquellas firmas que, entre otras exigencias, cumplan con una reconocida experiencia y trayectoria en el medio financiero, así como una gran solvencia moral y ética compatibles con nuestros principios.

Todos y cada uno de quienes integran nuestra Asociación, deben certificar sus conocimientos técnicos, honorabilidad e historial crediticio satisfactorio, cada tres años, ante un organismo reconocido por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, CNBV (AMIB CERTIFICA). Esto asegura en todo momento que nuestros asociados mantengan una constante capacitación y actualización, para que cuenten con un personal más calificado y puedan proporcionar a sus clientes un excelente servicio en asesoría financiera.

El principal objetivo de la AMAII es contribuir al sano desarrollo del mercado de valores, implementando estándares de conducta y operación entre sus asociados. 

Entre otros objetivos, la Asociación:

  • Promueve la formación de una base de firmas cuidadosamente seleccionadas para fortalecer la confianza del público inversionista en los mercados financieros.
  • Protege sin reservas y en todo momento el patrimonio de sus clientes.
  • Reduce al máximo la incertidumbre que al mercado agrega la lamentable recurrencia de prácticas desleales.
  • Actúa coordinadamente con autoridades, organismos reguladores y diferentes entidades del Sistema Financiero Mexicano para coadyuvar en el desarrollo del mercado de valores como importante plataforma para el crecimiento económico del país.

Para poder lograr lo anterior se deben establecer mecanismos de autorregulación en función del tipo y de las actividades que le sean propias, emitiendo Normas relativas a:

  • Requisitos de ingreso y exclusión de los Asociados;
  • Informes de inversión para los clientes (Norma I de Autorregulación);
  • Políticas para la contratación con la clientela. “Conoce a tu Cliente” y “Perfil de Inversión” (Norma II de Autorregulación);
  • Recabar información sobre los Asociados y supervisar las Normas de Autorregulación por un Auditor Independiente (Norma III de Autorregulación);
  • Evitar conflictos de interés con la clientela (Norma IV de Autorregulación);
  • Fortalecer la conducta ética de sus miembros y cumplir con los requisitos de calidad técnica (Certificación);
  • Acreditación de Apoderados (Norma V de Autorregulación).

Con la intención de asegurar los procesos para la adopción de estas normas y la verificación de su cumplimiento, en la AMAII hemos establecido los mecanismos necesarios a fin de mantener una estrecha supervisión de nuestros asociados. La supervisión del cumplimiento de las Normas de Autorregulación es realizada por el despacho Salles, Sáinz – Grant Thornton, S.C., con el propósito de constatar que, entre otras funciones, existan Manuales de Operación y Políticas actualizados con respecto a: 

  • El procedimiento para la emisión, verificación y envío de estados de cuenta para los clientes;
  • La capacitación que los empleados de cada asociado debe realizar a sus socios, administradores, directivos, empleados y apoderados;
  • Copia del contrato de intermediación bursátil que firmó el cliente con cada una de las Instituciones Financieras, así como el addendum o poder notarial, documento mediante el cual se faculta al asesor para girar instrucciones sobre dichas cuentas (Mandato);
  • Constancia de la certificación de los directivos por parte de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB Certifica);
  • Programa de capacitación a los socios, administradores, directivos, empleados y apoderados en relación a la normatividad que debe seguir (Normas de Autorregulación emitidas por la AMAII);
  • Copia del Informe enviado al presidente de la AMAII relativo a la información de las carteras de valores de los clientes de cada asociado al 31 de diciembre de cada año.

Estas revisiones son aleatorias; cada año se supervisan cuando menos a ocho firmas, y ésta se lleva a cabo preferentemente en dos períodos durante los meses de mayo a julio y de septiembre a octubre de cada año.

Adicionalmente, en la AMAII establecemos también las medidas disciplinarias y correctivas que se aplicarán en caso de incumplimiento a estas Normas por cualquiera de sus Asociados, así como el procedimiento para hacerlas efectivas. Asimismo, estamos obligados a avisar a la CNBV respecto del incumplimiento de las Normas de Autorregulación que se hubiese detectado de cualquiera de los Asociados.