Requisitos para la aceptación de nuevos socios

1.- El Comité de Honor y Justicia y Admisiones es el órgano de la AMAI encargado de la aceptación, rechazo y, en su caso, presentación para su rectificación al Consejo de la AMAI, de las solicitudes de ingreso de nuevos miembros. Se aceptarán solamente sociedades (SA o SC). No se aceptarán personas físicas ni otro tipo de entidades diferentes a las primeras.

2.- La sociedad deberá incluir dentro de su objetivo social que su actividad preponderante es la de proporcionar, de manera habitual y profesional, servicios de administración de cartera de valores, tomando decisiones de inversión a nombre y por cuenta de sus clientes, así como la prestación de servicios de asesoría de inversión en valores, de análisis y la emisión de recomendaciones de inversión, sin ser un intermediario del mercado de valores, de conformidad con lo establecido en la Ley del Mercado de Valores.

3.- Los socios deberán ser personas físicas o morales, mexicanas o extranjeras, que cumplan con los requisitos y méritos personales y profesionales que se mencionan a continuación:

  • Que dentro de la comunidad financiera gocen del prestigio de ser profesionales con alta solvencia moral, y que no tengan ningún tipo de antecedentes ni litigios derivados de comportamientos alejados de las más estrictas normas éticas. Ello podrá implicar la aceptación tácita o implícita de las autoridades y reguladores del mercado (CNBV, AMIB, BMV).
  • Que cuenten con amplia experiencia dentro del mercado financiero nacional o extranjero, en puestos de alto nivel y suficientes antecedentes profesionales, técnicos y académicos que aseguren un estándar acorde a lo requerido por el Consejo de la AMAI.
  • Que los socios o accionistas de la sociedad no actúen por interpósita persona que se encuentre en alguno de los supuestos aquí señalados.
  • Que la empresa o alguno o algunos de sus accionistas no se encuentre realizando actividades o participen directa o indirectamente en entidades que realicen operaciones que contravengan el Código de Ética de la AMAI, o que contravengan los principios de conflictos de interés que la AMAI busca preservar dentro de sus asociados.
  • Que algunos de los socios no realicen actividades ilegales o participen, propicien o favorezcan las actividades vinculadas con el lavado de dinero.
  • Que la comunidad financiera no exprese, a través de alguna de las instituciones que la representan, alguna objeción válida y de peso para que la empresa o sus socios se encuentren realizando dichas actividades.
  • Que la empresa o sus accionistas, directa o indirectamente, no hayan proporcionado información falsa al Comité de Honor y Justicia y Admisiones de la AMAI.
  • La empresa deberá presentar un plan de negocios de largo plazo y deberá contar con al menos la certificación de un profesional independiente que avale la disponibilidad de un sistema operativo que garantice la eficiente ejecución de aquél.
  • La empresa y sus socios deberán sostener una entrevista con al menos tres miembros del Comité de Honor y Justicia y Admisiones de la AMAI, proporcionar cierta información no confidencial a la Asociación relativa a los requisitos aquí establecidos, llevar a cabo la firma del Código de Ética de la AMAI, así como el pago de las cuotas de admisión. Por su parte, los miembros que revisen dicha información se obligan a retener la información confidencial en estricto secreto, excepto por aquella que sea relevante para el proceso mismo de admisión.
  • La AMAI se reserva el derecho de validar la información proporcionada de las fuentes que considere fidedignas.

4.- La AMAI se reserva el derecho de rechazar la solicitud del solicitante, permitiendo a ésta la aclaración de las razones de su rechazo. Asimismo, la AMAI está en libertad de hacer del conocimiento de las autoridades regulatorias y del mercado de valores la información del solicitante cuando se haya encontrado alguna falta o información falsa que se considere relevante.

5.- La AMAI, cuando lo considere necesario, y mediante sus órganos competentes, podrá solicitar a algún socio la aclaración de cierta información relevante, frente a terceros, de hechos o sucesos que pongan en peligro la reputación y buena imagen de la Asociación, de la actividad profesional de los asesores de inversión o de su integridad profesional. De ser necesario, se podrá solicitar alguna aclaración pública y, en el extremo, se podrá retirar al asociado de la misma AMAI, previo estudio del caso y dictamen de la Comisión de Justicia de la propia asociación.

6.- El Comité de Honor y Justicia y Admisiones es un órgano delegado del Consejo Directivo de la AMAI, con plenas facultades y autonomía para la aceptación y de rechazo de nuevos miembros. Está designado por la asamblea de socios y deberá informar al Consejo Directivo periódicamente de sus resultados. Está integrado por cinco miembros. Dos de ellos serán elegidos por la Asamblea. Los tres restantes serán el presidente del Consejo Directivo, el presidente del Comité Consultivo y el secretario del Consejo Directivo, quienes estarán en su cargo el mismo período que el presidente del Consejo. La renuncia de uno de sus miembros requiere la designación de un suplente por parte del propio Consejo Directivo de la Asociación. En el caso en que el Comité de Honor y Justicia y Admisiones no apruebe por unanimidad el ingreso de un nuevo miembro, los integrantes de aquella que se encuentran a favor de la admisión, podrán apelar para solicitar la reconsideración, por una vez más, de dicha solicitud. Únicamente, a solicitud de la mayoría de los miembros del Consejo Directivo (incluyendo el presidente del mismo), podrán solicitar la presentación del caso en el pleno de aquél, el cual decidirá por la aprobación de más del 65% de los votos presentes.